CONDENADO A LA ISLA DE LA MUERTE por William Jaramillo Medina

CONDENADO A LA ISLA DE LA MUERTE por William Jaramillo Medina

Titulo del libro: CONDENADO A LA ISLA DE LA MUERTE

Autor: William Jaramillo Medina

Número de páginas: 440 páginas

Fecha de lanzamiento: August 13, 2018

CONDENADO A LA ISLA DE LA MUERTE de William Jaramillo Medina está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

William Jaramillo Medina con CONDENADO A LA ISLA DE LA MUERTE

El irremediable momento converge ante la desdicha a la que podemos estar sujetos y todo se quiere remediar ante una copa de licor, que nos va embriagando hasta el súbito momento de perder la cabeza, con la ilusión de que todo hace parte de una pesadilla a la cual no se quiere despertar, para no saber nunca la realidad, y es tanto el amor que no se está dispuesto a perder ante aquel monumento que hemos levantado ante una sociedad que es vigilante, no admitimos la derrota, seamos culpables, no aceptamos la desdicha de sentirnos traicionados por la mujer que amamos y que ha sido nuestro primer amor verdadero en la vida, no quiero recordar aquellos momentos, pero mi corazón me ha traicionado a recordar el pasado memorable, y de un presente, que atormenta mi alma; desearía en estos momentos pensar que todo es un sueño, que nunca se hará realidad, entre más bebo licor más recuerdo, ante el infortunio de la vida, la traición que debo soportar al recordar aquellos momentos de felicidad compartidos en familia y que hoy todo empieza a desvanecerse en ese pasado memorable, que hasta hace poco florecía y hoy ha empezado a marchitarse por el camino que lleva al fracaso, aquella fuente ha dejado de brotar gotas de pasión que corrieron por el manantial del amor, que juntos, juramos con voto sagrado ante Dios que la muerte nos separaría, hemos compartido en la juventud las mieles que da el amor.
Hay razones suficientes para embriagarme esta noche, viviendo la desdicha que se siente con la traición, hasta que pueda aceptar aquella realidad que me hará tanto daño y pueda aprender de que el sufrimiento puede ser pasajero, hasta que mi corazón desista de la enfermedad causada por la traición, solo vine al mundo, pero no debo continuar solo por él, es una ley divina, nunca dejare de amar a la mujer que ha sido mi primer amor y el único, que de ese fruto hemos procreado dos hijos.
Por esta razón he de seguir viviendo, buscando la salida que han dejado los malos recuerdos, que dejara las sombras, para vivir sin ti, y no volveré amar a nadie más.